AMIGOS DEL ALMA

sábado, 27 de junio de 2009

SABATINA



Esta imagen de María, la encontré en Google, en la página de un imaginero llamado Antonio Pinto. me gustó mucho porque, aunque parezca una Macarena, el nombre que el autor de la imagen le dió me ha entusiasmado:

"Nuestra Señora del Amor y Libertad"

Virgencita, tu estás llorando porque tus lágrimas nunca terminan porque el tiempo es largo, largo en dolores y sufrimientos, largo en nuestros pecados, en nuestras miserias. Pero hoy, Madre de todos los hombres, haz un alto en tus lágrimas, hoy es sábado y la cristiandad eligió para ti el día más bonito de la semana, para honrarte y ofrecerte el regalo de sus oraciones.

Madre deja de llorar porque el mundo también está lleno de niños que no saben de odios ni crímenes ni de hacer el mal. Niños que con sus risas y juegos son el contrapeso a la maldad y frialdad de muchos corazones.
También hoy, a mis años, quisiera aparecer ante ti como una niña, quisiera que borrases todo lo vivido por mi y me transportaras a la infancia, al colegio donde tanto te amé, donde todo lo que te decía salía de mi corazón inocente y entregado a vosotros, a tu Hijo y a ti, Madre del alma. Sé que aquello no puede volver, pero aquí me tienes con todo lo vivido, bueno y malo, casi a las puertas de mi final, aquí me tienes para entregarte mi corazón y mi vida como si estuviera sin estrenar, como entonces para que dispongas de ella a tu antojo, los años que me queden te los dejo aquí, con tus lágrimas, con tu amor y tu sonrisa.
Riéte conmigo, Madre mía, porque quiero ser niña y soy demasiado mayor para serlo.

Nuestra Señora del Amor y Libertad:

Te quiero como entonces, como ahora y como siempre


2 comentarios:

Alatriste dijo...

Nunca hay que matar al niño que todos llevamos dentro. Es lo más puro y auténtico que tenemos. Espero que estés genial y sonríe en lugar de verter lágrimas. Bsitos.

Militos dijo...

Gracias Capitán: este blog lo actualizo poco, pero ya me he dado cuenta que es el que a ti te gusta.
Muchas gracias por venir a él y dejar tu poesía en un comentario.
Un beso