AMIGOS DEL ALMA

jueves, 11 de junio de 2009

AGOSTO 1984


¿Otra vez, Señor?¿Qué te hice yo?
¿Por qué a mi? No te llamé
¿Por qué llegaste aquel día?
Leve susurro, cuando en otras
se abrían los amores.
¿No me dejarás ya nunca?
¿No habré de librarme?
Cuando te acercas susurrante
¡cómo retumba mi pobre vida!.
Algo me arrancas de las entrañas,
ahora no, Señor, otra roca no,
me iré tras ella.
¡Qué viento amargo, qué noche eterna.

No quiero gritos, vuelva el susurro,
traeré silencio, haré penumbra.
Otra roca no, Señor, saldré,
a los ojos estaré donde no esté
y saldré fuera, mi extraño Dios,
al fin lo sé, al rojo vivo
aquel susurro...marcó mi vida,
aquel susurro me marcó tuya.