AMIGOS DEL ALMA

sábado, 7 de febrero de 2009

EL RONZAL


Señor, los que me diste,
en las entrañas ligeros,
Cómo al subir el camino
en carga se van convirtiendo.

Al amanecer los quise
porque Tú quisiste
y fueron en mi vientre
más que nueva vida,
pero en llegando
a la cercana esquina,
el miedo a no llegar
de rudo peso los reviste.


Paso a paso...
Uno a uno...
si eres Tú quien tira conmigo
del áspero ronzal.

Militos, escrito en Madrid en 1978