AMIGOS DEL ALMA

martes, 20 de enero de 2009

LACRIMOSA

El Templo de Devod

He elegido este video no porque esté triste, tengo todo lo que deseo para ser feliz: un marido que es un empalagoso; unos hijos que, aunque ya no viven conmigo, están más cerca de mí que cuando les daba papilla; unos nietos que son la alegría de mis soledades y unos amigos incondicionales que llenan mis horas libres y mi corazón, ensanchado al límite por su amistad y cariño. No me falta nada porque todo eso lo engrandece el amor a Dios y el que tengo a mi madre, la Santa Iglesia católica.


Pero es que además, amo a todo el mundo y , como no me gustan muchas de las cosas que en él suceden, quiero llorar hoy con Mozart por todo ese dolor del mundo que hiere a la Humanidad en su integridad. Lloro por las guerras sí, pero más por el daño que nos hacemos unos a otros. Muchas ONGS, mucha Cruz Roja, mucha solidaridad... mas todavía no hemos aprendido a amarnos de igual a igual.

Lacrimosa__Mozart

3 comentarios:

Terly dijo...

Vaya, Militos, con este Requiem-Lacrimosa de Mozart has conseguido alegrarme el día, espero que a ti te haya hecho este mismo efecto.
un beso

ARCENDO dijo...

Son especialmente apropiadas para mi estas notas tan melancolicas que anuncian eternidades... efectivamente la sublime composición invierte el sentido, de la tristeza, a veces también nace la alegria... cuando la noche está más oscura y triste, cuando se ha tocado fondo entonces comienza a despuntar el día, entonces.... empezamos la escalada a lo más alto.
Lacrimosa por las tristezas de esta vida, que son tantas, alegre esperanza en que tendrán el mejor de los desenlaces, junto al Amor supremo.
Besos y gracias....por nada en particular y por todo.

Militos dijo...

Queridísimos amigos: gtacias a los dos. Creo que compartimos sentimientos, pensamientos e ideales. Os quiero mucho a los dos.Hoy he tenido un día un tanto raro y sólo publiqué aquí y en Noray, espero reponerme mañana.
Estoy bien y feliz como digo en este post y más feliz ahora con vuestros comentarios.
Un beso y un beso a cada uno