AMIGOS DEL ALMA

miércoles, 14 de enero de 2009

MARTES Y TRECE


Gracias, Señor, por este día, martes y trece, donde todo salió bien, pero aunque fuera malo también te daría gracias. Sabes que soy una veleta y que subo y bajo constantemente por la ladera, sin atreverme a escalarla del todo. Así es mi naturaleza aunque nunca me rendí por completo y siempre terminé saliendo a flote. Salí porque Tú quisiste y porque no me paré del todo. Tiré para adelante sin casi poder andar, pero andando. Mi vida hasta hoy fue un ir tirando de todo lo que caía entre mis brazos, de todo lo que se me venía desde múltiples direcciones. Tiraba, tiraba y tu mano tirando conmigo. Ya lo sé Amor de amores, Llegué hasta aquí por tí, caminé por amor sintiendo el dolor en mi corazón desgarrado, remendado por el hilillo de sangre de tu costado herido.
Hoy, martes y trece, fue todo tan bueno que me siento culpable. Culpable de que el mundo se duela perdido en sus ayes. ¿Qué puedo hacer, Señor, para arrimar mi hombro y con el mundo tirar y tirar hasta que todos vean que tiras con ellos, sin verte, sin notar tu esfuerzo, creyendo que son ellos los que remontan, los que pueden parar todas las guerras. Guerras con guerras que nunca llegan a la paz. ¿Cómo van a llegar si no conocen de donde mana la paz? Su forzada ignorancia les lleva a negar que sólo es tu mano la que tira de todo y de todos sin apenas rozarles.
Mi Dios, hoy que fue martes y trece dame para el catorce y el quince... seguir hasta el final contigo, por el que no tira, tirando.

3 comentarios:

ARCENDO dijo...

Preciosa oración. Para mí el martes y trece es de mis conjunciones preferidas. El 13 de junio es San Antonio, el 13 de mayo (fue martes, también) hice mi primera comunión. En 13 me uní en matrimonio y llevó ya un porrón de años, con la mujer de mis sueños.. Yo no puedo odiar esa fecha. La amo profundamente.
Besos.

Militos dijo...

Ahora me voy a nadar, pero no quería hacerlo sin antes darte las gracias por venir hasta aquí. ¿Cómo estás de tu gripe?
Ya recordaba que el 13 para tí era simbólico, lo escribiste en un post. A mí no me dice nada de particular, ni malo ni bueno. Sólo me gusta por S. Antonio que así se llamaba mi abuelo y mi tío preferido, los dos militares y bueno, por tí.
Da gusto escuchar de tus amores. después de años. Yo ya he entrado en la etapa de los quereres que no es menos gratificante. Más tranquila, y sin sobresaltos. A cada edad lo suyo. Dios sabe lo que hace con el corazón humano.
Gracias y un beso del querer que guardo para todo el mundo, en especial para mis amigos blogueros

piruleta dijo...

Gracias por tu oración. Llegué a orar en silencio leyéndola.
Este año que acaba de empezar, podíamos orar todos por la paz... Para ver si de una vez por todas la paz viene:

Paz, paz, paz... Hasta que el grito se haga realidad.
Un abrazo.
LLuis
P.D. Me gustó tu blog