AMIGOS DEL ALMA

lunes, 28 de septiembre de 2009

ACEPTACIÓN


Señor acepto tu Voluntad, Amo tu Voluntad, me fío de tu Voluntad, pero tengo miedo, tengo mucho miedo. Esto es un albur, es un trance que hay que pasar, que Tú lo permites para alguna clase de bien que no alcanzamos a entender, pero tengo miedo, nadie me puede quitar ese miedo. Aquí lo traigo, Señor, al pie de tu Cruz, al pie de tu agonía en el Huerto.

Aparta de mi este cáliz del miedo a lo que ocurra, pero antes que nada, con mi miedo, que se haga tu Voluntad, Dios mío, Padre mío, por encima de mi miedo, tu Voluntad.

Mi miedo para ti, mi esperanza para ti, mi amor para ti. Recógelo, Señor, y reviértelo en el bien suyo.

4 comentarios:

ARCENDO dijo...

“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”. (Jn. 14:27).
Nada fuera de la voluntad de Dios puede sucedernos como hijos de Dios que vivimos y andamos de acuerdo a sus propósitos.
Estoy con vosotros.
BESIÑOS

Militos dijo...

Gracias, mi querido amigo, tú siempre dando luz y fuerza.
Te quiero, un beso

Alatriste dijo...

Añoro mi fe, amiga. Los malos momentos que viví, me hicieron abandonar el camino. No entendí ser castigado después de que siempre procuré ser una buena persona y me rebelé contra el cielo. Ahora ando confuso, porque no sé lo que hacer respecto a este tema. Tus palabras me hicieron pensar, porque debe de ser muy esperanzador tener las ideas tan claras. Sea como sea, ¿cómo fue la operación de tu marido? Espero que todo fuera bien. Yo al final no pude ir a Madrid. Tuve una boda familiar. Otro año será lo del encuentro literario. Un besazo.

Rosa Cáceres dijo...

Creo que el trance más duro de soportar es lo que yo llamo la oración del huerto, esa desazón, ese miedo que hace sudar sangre...Por alguna razón que no comprendemos parece que es necesario que lo padezcamos. Pidamos la paz del espíritu, la conformidad y la fuerza para soportar.