AMIGOS DEL ALMA

lunes, 7 de septiembre de 2009

COSTOSO


Señor, me está costando, me cuesta vivir para ti en esta hecatombe que me rodea. Mi espíritu es vulnerable y cambiante. Mi espíritu es débil y los vientos del mundo lo bambolean.

Señor, Dios mío, Tú dijiste, hecho carne, hecho palabra, que no somos del mundo, pero en él estamos. Estas dos verdades a veces son difíciles de compaginar. yo sé que mi felicidad está en tí, pero ¿acaso importa mi felicidad ante lo que veo a mi alrededor? ¿Acaso yo soy algo o alguién? ¿Acaso hay que tenerme en cuenta?

Señor, pero cuesta y si no creyera que tu mano sostiene el mundo, que hay en él más de diez personas que contigo lo sostienen. Si no creyera que tu mano sostiene mi vida, jamás podría seguir en esta encrucijada de amor y dolor. Encrucijada que a todos nos envuelve y a todos mueve en una dirección o en otra. Lo peor de todo es, mi Dios, pararte en medio de ella. Lo malo es que, en ocasiones la luz se funde y no nos bastan los manotazos para apartar los matorrales que nos envuelven con cantos de sirenas.

En este día tuyo que ya pocos respetan, me acerco a tu Altar, queriendo hacer del mundo el Tabernáculo donde rendirte el culto que te debo. El culto, Señor, del AMOR.

Domingo, 6 de septiembre de 2009

6 comentarios:

Poetiza dijo...

Que bello conversar con el. Lindas letras. Besos, cuidate.

Militos dijo...

Gracias Poetiza y qué lindo verte por aquí.
Un beso

Alma Mateos Taborda dijo...

Qué bella y emcionante oración. Me una en ella, en este mundo de tantas preguntas y pocas respuestas. Un abrazo amiga, gracias por compartirla.Conmovedera y maravillosa.

Anónimo dijo...

Hola Militos,
He leido en el blog de Terly que a Julio le operan en breve. Estoy seguro de que todo saldrá bien y que esa fe que te ennoblece, hará que el mal trago pase pronto y se convierta en fortaleza añadida a la que ya tienes.
SIMBAD

Militos dijo...

Alma: Muchas gracias por tu comentario y por sentirte amiga, lo valoro mucho.
Un beso

Militos dijo...

Simbad: Te agradezco en el alma tus palabras, la verdad es que lo estamos pasando un poco mal hasta que esto se solucione. Imposible resistir sin la fe y la entrega a la Voluntad de Dios.
Un abrazo