AMIGOS DEL ALMA

jueves, 14 de mayo de 2009


Entra, Señor, en mi corazón, ábrelo de par en par. Entra y abrásalo de rincón a rincón, entra en tropel, no dejes nada sin hacerlo tuyo, toma posesión de toda mí. Si el corazón es tuyo, toda yo lo seré. Y se acabará el ansia, finalizará la pena, el vagabundeo de un lado a otro, de un pensamiento a otro, en este vaivén contínuo que no cesa aunque el alma crea estar ya toda en Tí.

Ven, Señor, y entra, arrasa, destroza la muralla que para Tí levanto, siempre abierta a los demás, siempre dando y ¿para Tí qué guardo? Necesito, Señor, que te apoderes de mí, que no dejes ni un resquicio sin ser tuyo. Encuéntrame si yo no te busco en alguna ocasión, si me distraigo, si te pierdo. Sé que para tí nací y los demás absorbieron mi tiempo y mi vida. Ya no más, Jesús, ya no más...

Ven aduéñate de mi todo yo, en este vivir terreno en que me veo inmersa, no te arrincones en mi vida. Apodérate de todo, de lo de dentro y de lo de fuera. Que sólo a Ti busque, que sólo a Tí encuentre y sólo Tú te quedes en mí.

6 comentarios:

ARCENDO dijo...

Siempre digo lo mismo, pero es que no puede ser de otra forma. Precioso es poco, tu misticismo es... admirable. "Que sólo a Ti busque, que sólo a Tí encuentre y sólo Tú te quedes en mí", no sé porqué me recuerdan a otros versos de otra de las buenas...vivo sin vivir en mi...
BESOTES.

Militos dijo...

Ay Arcendo, no sabes que sensaciones tan raras las que tengo últimamente, por eso me vienen las crisis blogueras...en realidad no es desánimo, son dudas.

Gracias por tus palabras, siempre estuve necesitada de ellas.
un beso, amigo roca

Paqui dijo...

Hola Militos, creo que esas sensanciones de las que hablas, a todos nos vienen en algun momento de la vida. Besitos

Alatriste dijo...

¡Hola muchacha!, gracias por visitarme, un placer conocer a la mamá de Raquel. Me alegro de que le gustaran mis palabras y de que tú te hayas animado a escribirme. Me encanta conocer a nuevas personas, por lo que gracias por mostrarte, así pude estar aquí. Es bonito tener los sentimientos que tienes tú. Yo ahora estoy pasando por una crisis de fe. No entiendo por qué me pasó lo que me pasó. No lo merecía. Pero bueno, imagino que recuperaré mi sentimiento religioso. Un beso fuerte y ya sabes donde tienes un nuevo amigo. Me gustó coincidir en aficiciones contigo. Hasta pronto y por cierto, eres alguien muy especial, si tuviste tantos hijos. Mi más sincera enhorabuena. Ojalá algún día pueda ser yo padre. Me encantan los niños.

Militos dijo...

Paqui: hace tiempo que no conseguía entrar en este blog y no sé el motivo, por eso no he podido responder a tus palabras.
Muchas gracias, me gusta mucho verte por aquí.
besitos

Militos dijo...

Alatriste: Te apoyaré en esos dos deseos que tienes:
ser padre algun día y resolver tu crisis de fe.
Saguro que logras las dos cosas.
Me encantó conocerte, eres alguien muy valioso.
un beso