AMIGOS DEL ALMA

martes, 17 de marzo de 2009

BALCÓN ABIERTO


Abrí el balcón y miré
el mundo que entraba en mi mirada.
Fue grande, hermoso, de colores
donde antes en negro y gris
se dibujaban,
torpezas, heridas, despropósitos,
caídos en tropel hacia la nada.


Alcé los ojos y miré,
el color, la luz, la canción,
la letra cálida de una palabra
que dice amor, letanía
inacabable de caricias, besos,
sol y aire
que me entra a traves de tí,
por el hueco de un balcón
de temblores, entre mis sueños,
de un sólo golpe abrí,
para cerrarlo con mis manos
y del olvido llevarlo
hasta la nada.

Quiero el mundo de hoy
y no el de ayer,
donde sepulté lo que fui,
donde a penas realicé
vida alguna sin que tú
la cobijaras.

Quiero el hoy y el ahora
de aquella palabra
que hasta tí me llevó
y en tí, mi vida hizo dolor,
camino trillado a veces,
otras pedregal y fango.

Bendita palabra que
la dulce miel y amarga hiel
en mis labios resecos amalgama.
Benditos sabores que olvidé
y hoy persigo con ansia,
en cada recoveco, rincón
de la vida que avanza,
veloz tras de los sueños
en veloz escapada.


Lucha audaz de oveja perdida
entre tus brazos
que busca en ellos ser hallada.

En Noray, 14 de marzo de 2009

5 comentarios:

ARCENDO dijo...

Querida ovejita perdida, ¡ya no lo estás!, Él te llamó, por tu nombre; Él te conoce bien, sabe lo mucho que le quieres, lo mucho que le necesitas. ¡El te encontró!, porque el que busca, encuentra o es encontrado...
Te quiere hoy, ahora y siempre..., el Buen pastor, nos llama y nosotros acudimos alegres a su redil.
BESOS OVEJUNOSSSS.

Militos dijo...

Buenos días cumpleañero, ¡feicidades!
Un beso de oveja a oveja

Terly dijo...

Esperé y esperé... pero tú sabías muy bien a quién tenías que abrir tu balcón, y lo abriste, y entró toda la luz inundando de luminosidad todos los rincones de tu alma, y esa inmensa luz te hizo ver con toda claridad donde estaba realmente el amor.
Un beso, Militos, me ha encantado tu poesía.

Militos dijo...

Gracias Terly:
Perdóname por no abrirte a tiempo, es que la noche estaba obscura y no había luna, sólo estrellas que me deslumbraban.
Menos mal que al final te he descubierto en este otro balcón bloguero y hemos forjado esta amistad que para mi es un tesoro

un beso

salvadorpliego dijo...

Muy emotivos y animosos tus versos. Un verdadero gusto leerte. Te felicito.