AMIGOS DEL ALMA

sábado, 15 de mayo de 2010

INFINITA SINGLADURA


Hoy, Señor...
te doy gracias por este mar
que contemplo,
que te ensalza;
por sus aguas a veces tranquilas,
a veces en bravo oleaje.
Aguas que me bañan,
me alientan a no cesar,
a navegar,
a llegar a los confines de las mareas
donde tu me aguardas,
a lo profundo
donde me esperas,
libre, despojada,
audaz y débil ante ti.

Gracias, Señor...
porque te encuentro
en todo lo que Tú creas y recreas.
¡Oh mar! de grises, de azules,
mar de corales ocultos
que, a la luz del sol,
en esperanza reverberas.
Mar de niñez, de juventud,
de renacer.

Cielo que en el mar te reflejas
inagotable
en mi alma navegas
incansable,
en singladura infinita.

2 comentarios:

Edy Salazar U. dijo...

Hola Militos que hermosa poesía a nuestro Señor
Que El te bendiga y guie tu mano y tu corazón para sigas escribiendo
eres fuente de agua y Dios estarácontigo siempre
un abrazo grande

Iris dijo...

Preciosas palabras; me ha gustado mucho tu blog y con tu permiso me coloco como seguidora tuya. Un saludo.